El Cielo y el universo están abriendo sus puertas como jamás en la historia de este mundo. Pero todo esto no es gratuito; se lo han ganado. En los últimos diez años se ha despertado mucha más gente que en los últimos mil años, y el proceso es ya indetenible. Pero Nosotros y ustedes queremos apurar este proceso, y el universo y el Cielo están ávidos de poder darles una ayuda y un deslumbramiento aún más grandes. El Cielo está lloviendo sobre ustedes con sus más ricas y urgentes bendiciones. Están ganando la batalla contra la maldad, la locura, las sombras. Pero aún les falta caminar, transformarse, apurarse. Están lográndolo; van a lograrlo. Pero necesitan trabajar aún más intensamente, más sacrificadamente, con más lucidez, esfuerzo y valentía. No podemos ayudarlos más que si ustedes nos ayudan a ayudarlos. Es esta la nueva dinámica que están intercambiando el Cielo y la Tierra. Es sólo en este estado de creciente y tenaz apertura que podemos bendecirlos y ayudarlos. Y a eso vamos.

En otros tiempos la ayuda divina venía a la Tierra porque los seres humanos pedían con angustia y con lágrimas la ayuda del Cielo, y esto ha funcionado durante mucho tiempo. Ahora el movimiento de la Energía Universal creadora ha cambiado. Por el trabajo espiritual de mucha gente ha cambiado. Por eso estamos Aquí Ahora, en los precisos momentos del Gran Cambio de Era. Porque ustedes, sufriendo y luchando, clamando y desgarrándose, han alcanzado un nuevo status de vida y de conciencia. Han comenzado a transformase ante la inminencia del peligro y de la muerte. Y están triunfando. Lo que ahora les falta realizar, entonces, de dentro y de fuera de ustedes, tiene nuevas claves de realización. Ya no le pidan nada a Dios: créenlo ustedes mismos, pues ya han alcanzado globalmente un estatus superior de conciencia. Ahora la mayor ayuda de Dios es esta: haberles dado la posibilidad divina de crear absolutamente todo lo que quieran. Antes, la mayoría de los humanos eran seres espiritualmente pasivos; ahora no. Ahora muchos de ustedes mismos están tomando su destino en sus manos. Y es que sus manos se han profundizado con un nuevo Amor y una oración más intensa. Con su nueva conciencia y su nueva responsabilidad, están apurando la nueva evolución del universo. Las cosas ya no les serán dadas, sea que las imploren o las lloren. Con la nueva apertura de su ser y su conciencia a un nivel más alto, han alcanzado el estatus de creadores espirituales de la nueva realidad del universo, del mundo y de su alma. Ya no le pidan nada a Dios, porque ahora Dios está pidiéndoles que ustedes mismos creen todo. Ahora han comenzado a tomar conciencia de que ustedes mismos son seres divinos, hijos de Dios y hermanos de los dioses. 

Miren y oigan por todas partes: ante la maldad y la locura de los hombres, ante la destrucción humana irreversible, ha surgido la más grande esperanza del mundo y de la historia. Ya no son, ya no serán sólo unos pocos, como durante tantos siglos y milenios, los que verán la Luz última del universo antes de morirse: ahora son muchos, son millones los que pueden ver la infinita Luz del universo y crear todas las maravillas soñadas a lo largo de los siglos, porque han comenzado a sentir viva la Divinidad dentro de ustedes, como jamás lo habían hecho. Ya no le pidan nada a Dios, entonces, pues Dios ha comenzado ya a trasmitirles todos los poderes de creación divina que antes podían manejar sólo los santos. No importa que todavía sigan sufriendo como humanos: en medio de sus sufrimientos, ahora mismo pueden ya comenzar a crear como crean los santos, los ángeles, los dioses. ¿No ven que estamos dándoles todos los medios, todas las herramientas, todas las energías para que resuelvan en ustedes mismos y en el mundo todas las limitaciones, todos los horrores, todos los imposibles del pasado? Tienen ya la posibilidad divina de vivir sin comer y aún así alcanzar la inmortalidad, lo cual es el estatus mismo de los dioses. ¿Qué más pueden querer sino vivirlo? Somos tantos ahora los dioses que les decimos a todos los hombres del mundo, de todos los países, de todas las razas, de todas las culturas: Tú Eres Yo porque Yo Soy como Tú Eres. Jesús les dijo: Sean Uno entre ustedes y sean Uno Conmigo así como Yo y mi Padre Somos Uno. Es esta la primera y la última Identidad del Infinito-Ser con todos los seres.

Ahora basta querer para poder. Practiquen “El Secreto” para que puedan alcanzar todos los secretos. El Secreto funciona, es más Real que cualquier impotencia, desesperanza o miedo. Ahora pueden crearlo todo con el Amor y la Alegría. Sólo practíquenlo. Insistentemente. Cada día. Hay muchas enseñanzas que por todas partes están llegando desde el Cielo enseñándoles a los hombres y las mujeres nuevos cómo crear maravillas y milagros. El universo puede darles todo lo que quieran, pero para ello aprendan a sentir que ustedes mismos son tan profundos, tan grandes y poderosos como el universo. Creando divinamente podrán un día sobrepasar al universo sobrepasándose a sí mismos. Por difíciles y dolorosas que sean sus pruebas, sus dificultades familiares, laborales, financieras, en vez de desesperarse concéntrense profundamente en Dios en su Corazón, sientan el más grande Amor y la mayor Alegría por la certeza divina de que están llenos de Dios y rodeados de Dios, y creen desde ahí todo lo que quieran, todo, toda la felicidad, toda la belleza, todas las riquezas del Cielo y de la Tierra. Imaginen nítidamente lo que anhelan, con todos sus detalles, y luego canten plenos de Amor y de alegría por su segura e infalible Realización, y todo, todo lo que quieren y quieran emergerá en un estallido de Luz ante sus manos y sus ojos. ¿Cómo podrán lograrlo si no creen? Yo, Adama, les prometo ante Dios y ante el universo que Es Así y Así Será. 

No podrán crear de golpe lo más grande ni lo más maravilloso, pero pueden lograrlo practicándolo, practicando la creación divina. Antes sólo unos pocos lo lograban. Ahora no: la nueva Era ha comenzado con una lluvia interminable de energías, gracias, bendiciones y poderes que están lloviendo sobre el planeta entero y sobre su corazón. Mientras más vivo lo sientan a Dios en su corazón, más libres serán de todos sus pasados, y más serenos y poderosos serán para crearlo todo, aun lo que hoy les es inconcebible e inimaginable. No duden: sólo háganlo. Practíquenlo y practíquenlo. Cualquiera sea la dificultad, por enormes que sean los problemas, las deudas, las urgencias, nada será imposible si están instalados en el Centro de Dios en el centro de su corazón, de su oración interminable, de su Amor. Así crea Dios, así crean los dioses y los ángeles, así pueden y tienen que crear los nuevos hombres y las nuevas mujeres que crearán la nueva humanidad. ¿Les parece extraño o imposible?... 

Practíquenlo, y después hablaremos, de lo que hayan logrado o de lo que aún no puedan lograr.
  
¿Saben lo que queremos para ustedes? Queremos que sean puros, divinos y todopoderosos, como Nosotros Somos. Escúchenlo con su corazón: ¡ha llegado la era en la cual todos los seres humanos que lo quieran pueden convertirse en dioses!... 

Yo Soy Adama, Sumo Sacerdote de la ciudad subterránea lemuriana de Telos y Les amo con Todo-Lo-Que-Soy en Dios.


Mensaje canalizado por Arturo Castañeda. En 2005 ha publicado Revelación Divina en el Lago Titicaca 1, LO QUE BUSCAS ESTA EN TU CORAZON, libro dictado en Puno, Perú, por Jesús y ángeles

Vistas: 51

Etiquetas: Nunca, Seres, a, ahora, ayuda, celestiales, como, de, entonces, enviado, Más...evolucionar:, ha, habido, han, humanos, les, liberarse, los, nunca, para, plenamente, posibilidad, realizarse, seres, tanta, y

Comentario

¡Tienes que ser miembro de SINCRO-DESTINO para agregar comentarios!

Únete a SINCRO-DESTINO

Comentario de fransis790 el abril 3, 2012 a las 1:27am

Gracias Alma Ivette es un mensaje  de lo que muchos ya sabemos y tenemos  en nuestra mente, se agradece el recordatorio, un abrazo

© 2014   Creada por ROBERTO TREVILLA BAZ.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio

//replace the old header with the new one headerElement.innerHTML = newHeaderHtml; //change the id as a simple way to remove all css attached to it headerElement.id = 'newheader';
Estadisticas web google3ea8999e560a6e67.html