eBook Ángeles entre Nosotros


Una reserva ecológica o reserva natural es una porción de terreno destinada exclusivamente a la protección de una zona con interés biológico, ya sea terrestre o marítimo o ambas. Su objetivo es la protección de los ecosistemas naturales y la biodiversidad que ahí se encuentran y protección legal para evitar actividades humanas que la degraden. Una reserva ecológica generalmente posee un estricto plan de manejo y se divide en una zona núcleo y una zona de amortiguamiento. La zona núcleo debe ser preservada de manera total y la zona de amortiguamiento sirve como propósito de frontera con la zona externa donde se permiten algunas actividades humanas perturbadoras ecológicamente hablando. Si bien la función primordial de una reserva ecológica es la protección de un ecosistema natural libre de perturbaciones, modernamente ha surgido también el concepto de Reservas Ecológicas para la Restauración, que son zonas con un alto índice de perturbación que se protegen y se aislan para instaurar programas de restauración ecológica con la finalidad de restaurar el ecosistema original. Un ejemplo es la Estación de Restauración Ecológica del Río Tembembe, en Morelos, México.

La Unesco reconoce algunas reservas ecológicas como Patrimonio de la Humanidad, bajo el nombre especial de reserva de la biosfera. En los planes de manejo más estrictos, existen zonas protegidas donde el ingreso de humanos esta totalmente prohíbido, como es el caso de la Reserva de la Isla de Fernando de Noronha en Brasil. En algunos países, las reservas ecológicas llevan el nombre de Parque Nacional y ahí los planes de manejo pueden llegar a ser más flexibles permitiendo una diversidad de actividades humanas que puden incluir el excursionismo, la caza y la pesca.

Las reservas ecológicas en casi todo el planeta han estado bajo mucha presión recientemente, pues la expansión de zonas urbanas y las actividades comerciales las ponen en riesgo. Una de las presiones mayores son para la apertura de carreteras y caminos que las crucen, como es el caso de la Reserva del Parque Iguazú, en Brasil y la Reserva del Pedregal de San Ángel, en México. La circulación de vehículos automotores dentro de las reservas ecológicas es una de las mayores fuerzas destructivas, pues la cinta asfáltica agrede el suelo y lo erosiona, los vehículos atropellan animales y dividen territorios de animales de manera artificial. Otra gran presión que sufren en la actualidad las reservas ecológicas son la invasión de fauna doméstica (perros, gatos, etcétera) o fauna introducida invasora, la deforestación clandestina, la caza furtiva y la sobre explotación turística.

Reserva Ecológica de Buenos Aires - Argentina
Parque Nacional Iguazú - Argentina, Paraguay y Brasil
Reserva del Pedregal de San Ángel - México
Reserva de los Tuxtlas - México
Parque nacional de Timanfaya - España
Montañas Pitons - Santa Lucía
Parque Anchorena - Uruguay
Parque nacional de Doñana - España
Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas - España
Parques del Perú

Etiquetas: ECOLOGICA, ES, QUE, RESERVA, UNA

Vistas: 4840

© 2014   Creada por ROBERTO TREVILLA BAZ.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio

//replace the old header with the new one headerElement.innerHTML = newHeaderHtml; //change the id as a simple way to remove all css attached to it headerElement.id = 'newheader';
Estadisticas web google3ea8999e560a6e67.html